Noticias > Cristina Serrano: «Creo en el placer, en hacer lo que nos gusta, en profundizar a través del arte, en compartir, en la creatividad»
Carabanchel DC

Cristina Serrano: «Creo en el placer, en hacer lo que nos gusta, en profundizar a través del arte, en compartir, en la creatividad»

Cristina Serrano es escritora, imparte talleres de escritura en Carabanchel y es una vecina comprometida con la cultura en el distrito. También es la artífice de Un cuarto propio y autora de Septiembre (Editorial Meninas Cartoneras, 2015) y Autofobia (Editorial Huerga y Fierro, 2019). Este año publicará su tercer libro.

¿Cuál es tu relación con el distrito de Carabanchel?

Nací en Carabanchel y aquí sigo. Fui al colegio Isaac Peral, vivo muy cerca y no hay día en el que no pase por su puerta.Toda mi infancia y mi adolescencia tuvieron lugar en estas calles que transito hoy.  Me siento del barrio, aunque he pasado por etapas de amor y de odio. Cuando empecé a trabajar deseaba irme, el barrio no me resultaba amable. Me quedé.  Carabanchel y yo ahora mismo mantenemos una buena relación: suelo desayunar en algún bar del barrio, paseo por sus parques, conozco a los vecinos y no quiero irme. Para mí bajar a la droguería y charlar un rato con Irene,  ir a comprar fruta y contarle mi vida a Chimo o que el camarero me prepare el desayuno ya sin preguntarme… es lo que define ser del barrio o venir de visita. 

Eres escritora y también profesora de talleres de escritura, ¿qué aprenden estas dos facetas tuyas la una de la otra?

Los talleres de escritura hacen que tenga que poner palabras a mi proceso creativo para primero contármelo yo y así poder compartirlo con los alumnos. Tras un libro hay un largo proceso, en mi caso obsesivo. Hay que pensar mucho, tomar notas, darle forma mentalmente antes de sentarse a ordenar todo y a poner una palabra tras otra. Pero después viene otro proceso, más largo aún, la etapa de re-escritura, barrer lo que sobra, cambiar de sitio, darle el tono deseado… Como escritora mi labor es solitaria y en los talleres se comparte. Muchas veces digo que yo soy la que más aprendo. Leer a los demás y poner todo de mi parte para que sus relatos mejoren me enseña cosas nuevas en cada sesión.  Imparto talleres desde el año 2009 y no he dejado de aprender ningún día… y lo que queda.

Háblanos de tu proyecto Un Cuarto Propio.

Intentaré resumirlo. Siempre me he preguntado por qué muchas personas necesitamos darnos una buena hostia en la vida para empezar a hacer lo que realmente nos gusta. Pues bien, mi hostia fue en el año 2004, un accidente con el que me di cuenta de que me podía morir en cualquier momento y estaba llevando una vida que no era de mi talla. Qué desperdicio. Así que abandoné todo, y empecé a dedicarme a las palabras, que me apasionan desde niña. Creé Un cuarto propio, el nombre es un homenaje a Virginia Woolf que decía que “una mujer debe tener dinero y una habitación propia si quiere escribir novelas”. Lo que viene a ser independencia económica y un espacio propio, lo que tantas veces se nos negó a las mujeres. A través de Un cuarto propio me convertí en librera, en profesora de talleres de escritura y en gestora cultural. Por fin la literatura era parte de mi vida. Después publiqué un libro en 2015, otro en 2019 y ahora el tercero, en 2024. Poco a poco mi trabajo se fue mostrando con mi propio nombre: Cristina Serrano. Había que tomar decisiones y para no mantener dos webs, di de baja la de Un Cuarto Propio y me quedé solamente con mi web personal.   Ahora me dedico a escribir, ofrezco talleres de escritura,  también clases privadas y organizo tertulias literarias.  Un Cuarto Propio fue el inicio y de alguna manera siempre está conmigo aunque como “empresa” ya no exista.

¿Es terapéutica la escritura? ¿Con qué asuntos emocionales nos puede ayudar escribir?

Todo acto creativo es terapéutico. Pero detesto la palabra “terapia” y sobre todo la moda de los gurús, la autoayuda… No he encontrado ninguna palabra para sustituirla. He impartido talleres de escritura con mujeres víctimas de violencia de género y es increíble comprobar que muchas veces la ficción desvela sin dolor lo que la psicología no libera. Y aquí me van a llover críticas… hablo de lo que he visto y vivido.  No creo que todos los traumas se curen mirándolos de frente y metiendo el dedo en ellos hasta que sangran. Me formé como terapeuta Gestalt y aprendí lo que no quiero, a mí no me funcionó y por ello no me interesa.  Creo en el placer, en hacer lo que nos gusta, en profundizar a través del arte, en compartir, en la creatividad. En otoño sacaré un taller sobre esto. Creo en Virginia Woolf, en Giórgos Lánthimos, en Angelica Liddell, en Magritte, en Erik Satie…  pero que nadie me ofrezca un curso para contarme lo que tengo que hacer con mi vida si no es un ejemplo. 

Solo puedo hablar de mi experiencia y a mí la escritura me hace feliz, me calma, me ayuda a conocer mi opinión sobre montones de temas, me desenreda, con ella recupero el juego y puedo vivir cuantas vidas quiera.

¿Cómo funcionan tus clanes de lectura?

Es muy sencillo, leemos un libro y nos reunimos con el autor o autora para comentarlo. Nos lo pasamos muy bien, el ambiente es agradable y los escritores/as son tremendamente generosos, suelen desvelarnos siempre algún secreto.  También tenemos otras tertulias que he llamado “Contarnos la vida”. Rescatamos grandes libros e igualmente nos reunimos a comentarlos: Apegos feroces de Vivian Gornick, El cuarto de atrás de Carmen Martín Gaite, Las Gratitudes de Delphine de Vigan… siempre terminamos contándonos la vida, de ahí el nombre, y charlando sobre nuestras cosas más cotidianas.

¿Algún proyecto o libro nuevo por venir del que nos puedas contar algo?

¡Sí! Dentro de muy pocos días presentaré mi nuevo libro: pequeña. pequeña es una manera de sentirnos. El libro contiene catorce cuentos con la intención de mostrar un maltrato invisible que normalizamos en los vínculos más cotidianos como la familia o la pareja. También abusos que surgen por aceptar sin cuestionarnos un sistema de dominio que la sociedad ha impuesto. Este libro nace desde la esperanza de que quien lo lea se dé cuenta de algo que antes no había visto y  contribuya con algún gesto, a mejorar su vida y la de su entorno. Estoy muy contenta con el resultado. Han sido dos años de trabajo al lado de personas maravillosas. Es lo más importante de todo lo que he hecho hasta ahora, y no hablo de su calidad literaria, eso no me corresponde juzgarlo a mí, hablo de mi evolución personal mientras lo escribía, de todas las cosas buenas que me ha traído el libro mientras se gestaba. Estoy feliz y espero que os guste.

¿Cómo te relacionas con la cultura en Carabanchel? ¿Dirías que es un distrito creativo?

En Carabanchel la oferta cultural es enorme: teatro, conciertos, tertulias literarias, librerías, exposiciones… Es uno de los barrios más creativos y con mayor oferta cultural y además lo que prima entre los vecinos es la naturalidad. No fingimos y en estos tiempos de escaparates sociales se agradece.  Intento participar en todo lo posible y acudir a los eventos que más me gustan. 

El barrio está en un buen momento y creo que no soy la única que teme que la evolución se tuerza hacia el lado oscuro.

Si tuvieras que quedarte con tres lugares de Carabanchel, ¿cuáles serían y por qué?

La apertura de los jardines de Vista Alegre a mí me ha dado muchos gratos momentos. Me suelo bajar cada día para hacer una pausa en mi trabajo, para leer, para respirar, para tener silencio y poder escuchar solamente a los pájaros. Otro lugar que me sorprende que aún sea tan desconocido es la Colonia de la Prensa, los dos torreones modernistas de la entrada son una preciosidad y pasear entre sus “hotelitos” te traslada a otra época.

Y por último voy a nombrar un lugar tristemente abandonado y al que la administración no está prestando ninguna atención: la plaza de Oporto. Es muy triste ver el montón de posibilidades que tiene este lugar y lo desaprovechado que está. Una vez incluso hubo un vagón de tren… qué recuerdos. Sí, le tengo cariño a esta plaza aunque no puedo decir que ahora me guste.

Carabanchel Distrito Cultural
Publicado
25 de abril de 2024

Suscríbete a nuestra newsletter

Al suscribirte a nuestra Newsletter das tu consentimiento (base jurídica) para que te enviemos Newsletters informativas que pueden incluir información de nuestras actividades y eventos. No se cederán tus datos. Podrás oponerte a recibirlas en cualquier momento en el pie de cada comunicación. Usamos Mailchimp como plataforma de correo electrónico. Al suscribirte aceptas su política de privacidad.